Como bajar el colesterol y los trigliceridos

¿Qué son el colesterol y los triglicéridos?

El colesterol y los triglicéridos son dos sustancias grasas que se encuentran en el organismo. El colesterol se encuentra en la sangre y es necesario para el normal funcionamiento del cuerpo, pero un exceso de colesterol en la sangre puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Los triglicéridos, por su parte, son una forma en que nuestro cuerpo almacena la energía sobrante.

¿Por qué es importante controlar los niveles de colesterol y triglicéridos?

Controlar los niveles de colesterol y triglicéridos es importante porque un exceso de estas sustancias puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

¿Cómo puedo bajar mis niveles de colesterol y triglicéridos?

Cambios en la alimentación:

  • Reducir la ingesta de grasas saturadas: Las grasas saturadas se encuentran en alimentos como carnes rojas, productos lácteos enteros, mantequilla y alimentos fritos. Limita el consumo de estos alimentos.
  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: Los ácidos grasos omega 3 se encuentran en alimentos como el salmón, las sardinas, el atún y las nueces.
  • Incluir más frutas, verduras y cereales integrales en la dieta: Estos alimentos son ricos en fibra y nutrientes que ayudan a reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Limitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol aumenta el nivel de triglicéridos en la sangre.

Ejercicio:

El ejercicio regular puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Trata de hacer al menos 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días de la semana.

Medicamentos:

En algunos casos, los medicamentos pueden ser necesarios para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Si tu médico te los receta, asegúrate de seguir las instrucciones cuidadosamente.

Conclusión

Bajar los niveles de colesterol y triglicéridos requiere cambios en la alimentación, ejercicio y en algunos casos, medicamentos. Habla con tu médico para desarrollar un plan de acción que sea adecuado para ti.

Deja un comentario