A qué se debe las plaquetas bajas

¿Qué son las plaquetas y cuál es su función?

Las plaquetas son células sanguíneas encargadas de la coagulación, es decir, de evitar el sangrado excesivo en caso de una lesión o herida en el organismo. Las plaquetas se producen en la médula ósea y su cantidad normal en la sangre de un adulto es de 150.000 a 450.000 por microlitro.

¿Por qué pueden disminuir las plaquetas en la sangre?

Existen varias causas que pueden provocar una disminución del número de plaquetas en la sangre, lo que se conoce como trombocitopenia:

  • Enfermedades autoinmunitarias: el propio sistema inmunológico del cuerpo ataca a las plaquetas y las destruye.
  • Infecciones virales: ciertos virus pueden afectar directamente a las células productoras de plaquetas en la médula ósea.
  • Cáncer y tratamiento: algunas formas de cáncer y los tratamientos para combatirlo, como la quimioterapia, pueden disminuir la producción de plaquetas.
  • Consumo de medicamentos: algunos fármacos, como los anticoagulantes, pueden interferir en la producción o función de las plaquetas.
  • Enfermedades hepáticas: el hígado es un órgano crucial en la producción de factores de coagulación y una enfermedad hepática puede afectar la producción y función de las plaquetas.

¿Cuáles son los síntomas de la trombocitopenia?

Los síntomas de la trombocitopenia, en función de su grado de gravedad, pueden variar desde leves hasta potencialmente mortales:

  • Petequias: pequeñas manchas rojas en la piel.
  • Hematomas: grandes manchas moradas en la piel.
  • Sangrado nasal y de encías: sangrado espontáneo o al cepillarse los dientes.
  • Sangrado menstrual abundante: menstruación excesiva y prolongada en mujeres.
  • Sangrado en la orina y heces: sangre en la orina o las heces.
  • Dolor de cabeza intenso: en casos graves, puede producirse una hemorragia cerebral.

¿Cómo se trata la trombocitopenia?

El tratamiento de la trombocitopenia depende de su causa y gravedad:

  • Enfermedades autoinmunitarias: se puede recurrir a tratamientos para frenar la respuesta inmunológica, como corticoides o inmunoglobulinas intravenosas.
  • Infecciones virales: se trata la infección y se monitoriza el nivel de plaquetas.
  • Cáncer y tratamiento: en algunos casos, puede ser necesario administrar transfusiones de plaquetas.
  • Consumo de medicamentos: se puede cambiar el medicamento o ajustar la dosis.
  • Enfermedades hepáticas: se tratan las enfermedades hepáticas y, en casos graves, puede ser necesaria una transfusión de plaquetas.

Conclusión

La trombocitopenia puede ser causada por varias enfermedades y factores, y su tratamiento dependerá de la causa y gravedad. Es importante conocer los síntomas de esta enfermedad para poder identificarla y tratarla a tiempo.

Deja un comentario